Si la anulación del pedido se realiza antes de la salida de mercancía el cliente no tendrá ningún gasto. En el caso de una anulación después de la salida del pedido, el cliente tendrá a su cargo los gastos de envío así como los gastos de devolución de esta misma pedido.